miércoles 20 de junio de 2018 - Edición Nº1276
REPUBLIK | Noticias de la cosa pública » Opinión » 8 sep 2015

Correo de lector

“De eso no se habla”: Pequeños fraudes y sepulcros blanqueados

Por DALMACIO ALSINA (www.REPUBLIK.com.ar) - Desde muchos sectores se indica que la principal solución que debería buscar un próximo gobierno, sea del signo que sea, es combatir la corrupción, como si fuera la madre de todas las batallas. Pocos publicitan qué es lo que van a hacer una vez que asuman y eliminen de la faz de la tierra el remanido tema de “las corruptelas” que asolan estos lares. Es más, muchos no se atreven a decirlo en base a aquella célebre frase de Carlos Menem: “Si hubiese dicho lo que estaba dispuesto a hacer, nadie me hubiese votado”.


Por DALMACIO ALSINA (www.REPUBLIK.com.ar) - Desde muchos sectores se indica que la principal solución que debería buscar un próximo gobierno, sea del signo que sea, es combatir la corrupción, como si fuera la madre de todas las batallas. Pocos publicitan qué es lo que van a hacer una vez que asuman y eliminen de la faz de la tierra el remanido tema de “las corruptelas” que asolan estos lares. Es más, muchos no se atreven a decirlo en base a aquella célebre frase de Carlos Menem: “Si hubiese dicho lo que estaba dispuesto a hacer, nadie me hubiese votado”.

Si imaginásemos, sea solo por vía del absurdo, que se eliminase totalmente la corrupción, tanto la pública como la privada, si todos los ciudadanos actuásemos correctamente, ¿inmediatamente se solucionarían todas las cosas? ¿Griessa acomodaría sus resoluciones?, ¿se fortalecería la independencia de los poderes republicanos?, ¿incluso el Poder Judicial se avocaría a sus funciones específicas? ¿los legisladores cumplirían sus misiones y llevarían adelante sus propuestas?, ¿no habría excesos de uso de la cadena nacional?.

Hace muchos años el poeta argentino Antonio Requeni escribió un cuento para niños que se llamaba “La gallinita que veía todo color de rosa”. ¿Cuál era el secreto? Simplemente usaba anteojos con lentes color rosa. Es infantil, ¿no?

Sí, es el infantilismo de aquellos que creen que simplemente poniéndonos lentes rosados, cambiará todo: si los funcionarios públicos (incluyendo a jueces, fiscales, ministros, legisladores, funcionarios de cualquier jerarquía, color y factor, etcétera) dejasen de lado las prácticas corruptas, el estado comenzaría a funcionar perfectamente y a producirse el ansiado despegue.

Pero a poco de ver la realidad que nos circunda veremos que ello en modo alguno es así, toda vez que quienes hoy se desgarran las vestiduras en aras de la tan ansiada “descorrupcionalizaciòn” (término que me permito inventar ahora), no son más que verdaderos sepulcros blanqueados y, de hecho y de derecho, son más corruptos que aquellos a los cuales denostan.

Veamos si no lo que ha ocurrido en estos días, en los escandalosos comicios desarrollados en la provincia de Tucumán (que ahora nos desayunamos no es la Cuna de la Independencia de 1816, puesto que la primera declaración independentista fue realizada en el paraje La China en Concepción del Uruguay un año antes bajo la conducción del protector de los pueblos libres, don José de Gervasio de Artigas). Esa elección dio motivo a hechos bochornosos, todos con posterioridad a la elección en sí. De hecho el candidato bonaerense Felipe Solá ha reconocido el triunfo de Mansur pero criticando acremente a la injustificada represión policial en cercanías a la Casa de Gobierno (hecho esto que en nada empalidece el acto comicial), olvidando su actitud represiva, patotera y delictual al impedir un evento en beneficio de niños con capacidades diferentes, acompañado de hombres  con armas largas. Pero de esto ya no se habla.

Otro tanto ha ocurrido en el curso de la semana pasada con relación a más de 190 contratos que beneficiaran a una empresa que perteneciera al candidato a primer diputado nacional del frente Cambiemos que responde a Mauricio Macri, Elisa Carrió y Ernesto Sanz, don Fernando Niembro, por un monto, se dice, superior a los 21 millones de pesos, adjudicación que denota serias irregularidades e importaría un verdadero acto de corrupción.

Cuando se pregunta lo evidente, por ejemplo, un diputado nacional y ex procurador porteño (aunque estimamos por avergonzado no menos hipócrita) simplemente dice que él no ha averiguado sobre este tema, que habrá que esperar que se denuncie a la Justicia (¿porteña?) y esperar sus resultados, queda claro que esas contrataciones respondieron a pago de espurias pautas publicitarias. Obviamente, de esto no se habla.

El fraude que se denuncia en Tucumán importa un hecho de corrupción, tanto para los que lo cometieron (y aunque se trate de delitos electorales que no constituyan en sí mismo un cambio de la voluntad popular) como también para los que denuncian falsamente el supuesto fraude, puesto que con ello se procura poner un manto de duda y deslegitimar el triunfo desoyendo la voluntad y decisión popular.

También importa un acto de corrupción hacer oídos sordos a la denuncia que se efectúa por el manejo de los fondos públicos porteños, y la decisión de la Legislatura de la ciudad capital de poner la tierra debajo de la alfombra con pedido de “aclaración” sobre las razones por las que se desembolsó una suma de más de 21 millones en beneficio de un empresario ahora devenido en candidato que ha basado su campaña, precisamente, en su firme  decisión de terminar con los hechos de corrupción “ de este gobierno”.

Me permito a aventurar que la idea es terminar con la corrupción presente que dé lugar a una nueva corrupción: la de él y sus amigos, verdaderos sepulcros blanqueados.

Pero volviendo al cuento de la gallinita que veía todo color rosa, a poco de andar la ciudadanía debería adoptar una actitud expectante, velando por adoptar una actitud seria y responsable evitando ser víctimas de este manejo hipócrita e irresponsable con el cual se pretende someternos, mediante ciertos medios periodísticos y funcionarios y candidatos que hacen gala de una corrupción de guante blanco. (8/9/2015)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS