viernes 17 de agosto de 2018 - Edición Nº1334
REPUBLIK | Noticias de la cosa pública » Opinión » 23 sep 2016

Correo de lector

El voto femenino y la construcción de una democracia popular

Por Leonardo Güi para (www.REPUBLIK.com.ar) -  Hoy se cumplen 69 años del voto femenino, aniversario de la que podríamos llamar: “Segunda Ley Sáenz Peña”, o más bien, la Ley completa: la 13.010 de 1947.


Por Leonardo Güi para (www.REPUBLIK.com.ar) -  Hoy se cumplen 69 años del voto femenino, aniversario de la que podríamos llamar: “Segunda Ley Sáenz Peña”, o más bien, la Ley completa: la 13.010 de 1947.

Todo el constitucionalismo liberal, las revoluciones burguesas, la base de “la civilización occidental contemporánea”, se hizo con la segregación, la separación y la humillación de la mujer. El recorrido histórico de la emancipación de los hombres, como hombres libres que hicieron las revoluciones del siglo XVIII y XIX, debería también pensarse desde una perspectiva de género moderna: ¿Cómo puede ser universal, una declaración de derechos queolvidó intencionalmente a la mujer? Bien entrado el siglo XX, recién se comenzó a saldar la deuda social y política del género femenino, que aún hoy tiene un largo recorrido por delante.

Parece ironía la fecha conmemorativa, ya que la alegoría sexual del número al que se refiere, habla de una sociedad que progresivamente se ha ido separando y desestructurando de la sexualidad como un mito y un tema tabú. Hoy podemos, tanto mujeres como hombres, referirnos a la sexualidad de la manera que mejor nos parezca y eso, no sólo constituye un progreso social para ambos géneros, sino también una liberalización de los temas en el marco de la mujer, el poder referirse a la sexualidad, a su propia sexualidad, incluso con humor, habla de cómo ha cambiado la concepción de ella misma, desde el lugar que ocupa en la democracia hasta la liberación sexual de su condición en una sociedad patriarcal.

Ambas cuestiones, que a primera vista parecen deudas saldadas, se debenaún un largo y profundo recorrido en la sociedad contemporánea, para poder mirar, si efectivamente la mujer tiene plena participación política y plena libertad e independencia sexual en la sociedad.

El aniversario del voto femenino, es un hito en la historia constitucional argentina, junto a la ley Sáenz Peña y el Matrimonio igualitario, construcciones colectivas que tienen una larga historia detrás del año en que son finalmente alcanzadas.

El voto femenino en Argentina tiene grandes aportes de distintos partidos políticos, y también de hombres que se animaron a apoyar la causa y a desafiar los estándares de la época. Entre ellos, Alfredo Palacios. Bien diría Michel Foucault: “Hay que ser un héroe para enfrentarse con la moralidad de la época”.

Este recorrido histórico, tiene a enormes personalidades de la cultura y del pensamiento nacional, que no necesariamente coincidían en sus reflexiones, pero que sí tenían bien en claro cuál debía ser el camino de la emancipación. Podría ser el caso de Alicia Moreau de Justo, feminista, pensadora nacional, médica, docente universitaria en nuestra querida Universidad Nacional de La Plata, y una de las fundadoras de la Unión Feminista Nacional, opositora al peronismo, partido que promovió y gobernó durante la promulgación de la ley de 1947 y que tenía en su gesta a otra de las “madres” del voto femenino, Eva Perón. No alcanza la semántica para definir a Eva, Evita, Baluarte indispensable de nuestra historia nacional, historia viva, leyenda universal, fuego inextinguible.

El voto femenino fue una construcción colectiva, como lo son los grandes derechos que perduran siglos y es honesto así intentar recordarlo.

En el aniversario del voto femenino, recordemos: "las mujeres argentinas tendrán los mismos derechos políticos y estarán sujetas a las mismas obligaciones que les acuerdan o imponen las leyes a los varones argentinos"…hagámoslo posible. (23/09/2016)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS