martes 17 de julio de 2018 - Edición Nº1303
REPUBLIK | Noticias de la cosa pública » Nacionales » 30 nov -1

Legisladores

Vicky Donda, hippie con OSDE: Entre viajes por el mundo y las clínicas más caras del país

Pareciera ser un capítulo más de la vieja historia de la política argentina. A lo largo de los años ha dejado de ser una novedad que los políticos argentinos aseguren estar del lado de la educación pública, pero envíen a sus hijos a costosísimos colegios privados; creen emotivos slogans acerca de su vinculación con el pueblo mientras construyen mansiones, hoteles y majestuosas cuentas bancarias en las que refugiarse a vivir aislados de esa misma masa; y señalen las frivolidades del opositor con un dedo engarzado en un anillo Tiffany & Co.


Pareciera ser un capítulo más de la vieja historia de la política argentina. A lo largo de los años ha dejado de ser una novedad que los políticos argentinos aseguren estar del lado de la educación pública, pero envíen a sus hijos a costosísimos colegios privados; creen emotivos slogans acerca de su vinculación con el pueblo mientras construyen mansiones, hoteles y majestuosas cuentas bancarias en las que refugiarse a vivir aislados de esa misma masa; y señalen las frivolidades del opositor con un dedo engarzado en un anillo Tiffany & Co.

Este pareciera ser el caso de Victoria Donda, diputada nacional del movimiento Libres del Sur, cuya vida dista mucho de ser la de una abnegada luchadora social y activista de los derechos humanos, como asegura en su propio currículum.

Lejos del sistema de salud pública al que asegura adherir, hace apenas unas horas se la vio salir del exclusivo Sanatorio Anchorena del coqueto barrio de Recoleta, al que solo puede asistir aquel que esté dispuesto a pagar un jugoso monto por fuera del esquema de las obras sociales.

Esta elección de la diputada Donda va acompañada de sus numerosos viajes, que lejos de ser a la Costa Atlántica acompañando al pueblo, son a exóticos parajes del exterior, siempre a costa de la caja de la Cámara de Diputados de la Nación. Por ejemplo, el que hizo del 6 al 12 de marzo a San José de Costa Rica con tres acompañantes, cuyos viáticos totales fueron cubiertos por el Estado.

Viajes en primera clase al Caribe y distintivos sanatorios privados, todo a pedir de boca y pago por el estado. Privilegios que parecieran no ser exclusivos de los empresarios y políticos del PRO. (www.REALPOLITIK.com.ar)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS