miércoles 17 de octubre de 2018 - Edición Nº1395
REPUBLIK | Noticias de la cosa pública » Nacionales » 4 jun 2018

Inentendible

Se desató la polémica: Vinculan a Macri y Larreta con una secta anticatólica

Videos de Macri intentando en vano y con torpeza hacerse la señal de la cruz en numerosos eventos religiosos se viralizaron, abriendo el juego a otro tipo de teorías.


(www.REPUBLIK.com.ar) La Feria de Arte Contemporáneo Argentino fue organizada por la Ciudad de Buenos Aires y costó unos 120 mil pesos. Emplazada en el Hipódromo de Palermo, se expusieron 121 obras seleccionadas por un equipo comandado por Agustín Montes de Oca, director del evento. No obstante, 120 de esas obras quedaron rápidamente en el olvido en el mismo momento en que el ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, aceptó comerse un pedazo del brazo izquierdo de una torta que simulaba ser el cadáver de Jesucristo.

“Lamento sinceramente si alguien se vio ofendido”, afirmó pocas horas después el ministro ante el vendaval de críticas que sacudió a su cartera. Incluso el diario italiano Il Messagero le dedicó unas líneas al tema. "Un político come una torta con la forma de Jesucristo", tituló en su sitio web, aunque señala de manera inexacta que fue Avogadroquien cortó "en fetas una torta a tamaño real de Jesucristo y lo distribuyó a los presentes en platitos de papel".

La polémica ya era indetenible. En una carta documento al presidente de la nación, Mauricio Macri, el asesor y secretario político de Eduardo DuhaldeOmar Gadea, le exigió que “en el plazo de 24 horas pronuncie si estos actos concretos y hostiles efectuados por el ministro Enrique Avogadro en contra de todos los católicos del mundo y el Estado del Vaticano en particular han sido aprobados por usted”.

Cuando parecía imposible que el bullicio continúe escalando, videos de Macri intentando en vano y con torpeza hacerse la señal de la cruz en numerosos eventos religiosos se viralizaron, abriendo el juego a otro tipo de teorías. Una de ellas, posiblemente la mejor fundada, afirma que el presidente forma parte de la secta masónica más grande y poderosa del país. En la misma participarían, además, influyentes personalidades nacionales como Benito RoggioPaolo RoccaHoracio Rodríguez Larreta y Luis Pagani, propietario de la firma Arcor.

Con sede en Puente del Inca, Mendoza, la misma profesaría rituales anticatólicos y tendría como objetivo mantener el flujo del dinero y el poder dentro del grupo sectario, generando así el “círculo virtuoso” del que hablaba el temido Licio Gelli, el llamado “hombre de las mil caras”, que comandaba la secta masónica criminal y ultraviolenta Propaganda Due, vinculada con el escándalo del Banco Ambrosiano, atentados terroristas en Italia y la dictadura argentina. (04/06/2018)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS