viernes 21 de septiembre de 2018 - Edición Nº1369
REPUBLIK | Noticias de la cosa pública » Nacionales » 4 jul 2018

Las consecuencias de la crisis

Una cooperativa tomó el Ministerio de Energía por no poder pagar las tarifas

Los trabajadores de la fábrica recuperada Cueroflex tomaron la sede ubicada en Balcarce 186 para denunciar que la planta deberá cerrar porque no pueden pagar las facturas de servicios públicos por los aumentos.


Los trabajadores de la fábrica recuperada Cueroflex tomaron la sede ubicada en Balcarce 186 para denunciar que la planta deberá cerrar porque no pueden pagar las facturas de servicios públicos por los aumentos.

“La caída del consumo y la crisis económica golpean nuestras cooperativas, pero el sideral aumento de las tarifas de energía amenaza su continuidad”, indicaron las agrupaciones esta mañana en un comunicado, por lo que piden “una tarifa diferencial para empresas recuperadas, equivalente al 50 por ciento de la tarifa actual”.

De las facturas de gas natural que pagaban por un promedio mensual de 18 mil pesos, ahora ascendió a entre 170 mil y 200 mil pesos en cada uno de los dos medidores que tiene la planta. De esta manera se acumularon deudas por más de 2 millones de pesos en el caso del gas y más de 3 millones de pesos en electricidad.

Entre los afectados está la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (FACTA), la Federación de Trabajadores por la Economía Social (FETRAES) y la Federación de Cooperativas Autogestionadas de Buenos Aires (FEDECABA) y el Sindicato de Obreros Curtidores de la República Argentina (SOCRA). (www.REPUBLIK.com.ar)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS