lunes 12 de noviembre de 2018 - Edición Nº1421
REPUBLIK | Noticias de la cosa pública » Nacionales » 6 jul 2018

Candidaturas

Se destapó la olla: Suena cada vez más fuerte la fórmula presidencial Macri - Massa

La relación entre ambos se había quebrado en junio del año 2016, cuando Mauricio Macri le pidió a Sergio Massa que apoye la posibilidad de incluir a familiares de funcionarios en la ley de Sinceramiento Fiscal que se discutía en el Congreso Nacional.


(www.REPUBLIK.com.ar) La relación entre ambos se había quebrado en junio del año 2016, cuando Mauricio Macri le pidió a Sergio Massa que apoye la posibilidad de incluir a familiares de funcionarios en la ley de Sinceramiento Fiscal que se discutía en el Congreso Nacional. El tigrense, argumentando que sería “un retroceso en términos de transparencia”, se negó rotundamente.

La idea del presidente de la nación era, claro está, lograr que su hermano Gianfranco Macri blanqueara algo más de 4 millones de dólares. Esto último, finalmente, sucedió, pero el presidente tuvo que asumir el costo político de firmar un decreto modificando la ley. Desde aquel entonces, las conversaciones tocaron su final.

No obstante ello, los propios asesores del presidente aseguran que “Mauricio es un tipo sumamente pragmático. Nunca va a dudar en hacer lo que tenga que hacer para que el país salga adelante”. Acorde a las últimas reuniones de esta semana, ese “lo que tenga que hacer” incluye una vuelta al ruedo con Massa. Esta vez, redoblando la apuesta y promoviendo lo que al parecer sería una fórmula presidencial.

Con la propia María Eugenia Vidal bajándose del tren y sosteniendo su idea de renovar su mandato al frente de la provincia de Buenos Aires, entusiasmada con la idea de darle la lección definitiva a Verónica Magario, los allegados al presidente de la nación insistieron en contar con “alguien que pueda arrastrar al menos siete puntos, que es lo que viene perdiendo Macri en los últimos meses”.

La excusa para el encuentro fue una conversación con el objetivo de sentar tablas y discutir objetivos en torno a la meta fiscal y la aprobación del presupuesto 2019. El dato no es menor. Para afrontar ambos proyectos en el Congreso Nacional con esperanzas realistas de éxito, Cambiemos necesita imperiosamente de las manos en alto de los dirigentes massistas.

Las negociaciones, no obstante, habrían escalado rápidamente hacia la potencialidad de una fórmula presidencial entre ambos de cara a un 2019 cada día más cercano. Acorde a allegados, la primera respuesta de Massa fue negativa. No obstante, un baño de realidad lo habría despertado en la noción de que prácticamente no le quedan oportunidades de llegar a la presidencia de la nación, por lo que la posibilidad de una unión entre ambos se agigantó sorpresivamente. (06/07/2018)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS