sábado 18 de agosto de 2018 - Edición Nº1335
REPUBLIK | Noticias de la cosa pública » Ciudad » 24 jul 2018

Gestión PRO

Estafa hormiga en CABA: Carolina Romero, la dirigente “K” elegida por Rodríguez Larreta

Cuentan los allegados a la cúpula de Cambiemos en Capital Federal que cuando, a finales del 2017, llegó un pedido de informes a las puertas de la Comuna 4, a Horacio Rodríguez Larreta se le cayó el alma al piso.


(www.REPUBLIK.com.ar) Cuentan los allegados a la cúpula de Cambiemos en Capital Federal que cuando, a finales del 2017, llegó un pedido de informes a las puertas de la Comuna 4, que engloba a los barrios de Barracas, La Boca, Nueva Pompeya y Parque Patricios bajo el paraguas político de Cambiemos, a Horacio Rodríguez Larreta se le cayó el alma al piso.

Es que, en contra de todos sus asesores, eligió para comandar la hasta aquel momento ignota oficina partidaria a una militante K acérrima: Gladys Carolina Romero Cristaldo, quien ahora espera horas sentada en un rincón durante los actos oficiales para poder sacarse una foto con el presidente Mauricio Macri, pero hasta hace apenas unos meses su afiliación estaba del otro lado de la vereda.

En efecto, durante la inauguración de ICAA TV en las últimas semanas del 2010, Romero esperó horas de pie, a espaldas de Oscar Parrilli, para poder obtener una foto con Cristina Fernández de Kirchner. Durante los años venideros, fue una incansable militante K, dispuesta a enfrentarse a todos en las redes sociales.

La desacertada elección de Larreta no le salió barata al espacio Cambiemos en los barrios de la Comuna 4. Al poco tiempo de asumir, Romero alcanzó el dudoso privilegio de contar con una denuncia por acoso laboral en el ministerio de Trabajo, y otra denuncia penal por difamación, daños y perjuicios.

Todo esto ocurrió al mismo tiempo en que desde la Comuna 4 partían las primeras planillas falsas de viáticos truchos, repletas de nombres de empleados que no estaban siquiera enterados de que formaban parte de las mismas. El dinero que el gobierno giró para esas supuestas horas extras nunca apareció. Se habría tratado de un robo hormiga que, a lo largo de los años, alcanzó sumas escandalosas.

Hasta el momento, y a pesar de ser una confesa militante K, tener denuncias laborales y penales y estar involucrada en una estafa hormiga con el pago de viáticos, Rodríguez Larreta pareciera haber mirado para el costado y sostener a Romero a como dé lugar. Algo que se preguntaban los vecinos de La Boca el mismo día que llegó el pedido de informes puede llegar a ser esclarecedor: “Si la líder de la Comuna 4 cae, ¿A quién puede hacer caer con ella?”. (24/07/2018)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS