miércoles 17 de octubre de 2018 - Edición Nº1395
REPUBLIK | Noticias de la cosa pública » Campo » 2 ago 2018

G20

Vía Twitter, el gobierno norteamericano se burla de los productores porcinos argentinos

En el marco del G20 organizado la semana pasada en Argentina, el secretario de Agricultura norteamericano Sonny Perdue publicó en su cuenta de Twitter una imagen que enfureció a los productores porcinos argentinos.


(www.REPUBLIK.com.ar) La política argentina en materia de comercio exterior con Estados Unidos entrega imágenes que son penosas. En el marco del G20 organizado la semana pasada en Argentina, el secretario de Agricultura norteamericano Sonny Perdue publicó en su cuenta de Twitter una imagen que enfureció a los productores porcinos argentinos.

En las tres fotos, tomadas en el Palacio San Martín, el funcionario norteamericano posa sonriente frente a un suculento jamón de cerdo, junto al embajador de ese país en Argentina y una rubia sonriente. En el texto del twitter puede leerse “celebrando la reintroducción de los productos de cerdo americanos en Argentina”.

En la secuencia de imágenes, Perdue sirve cortes de carne a sus acompañantes, y todos comen felices. La imagen se completa, al mejor estilo de cualquier película de Hollywood que se precie, con cuatro banderas norteamericanas de fondo.

Pero este no es el primer mensaje provocador en las redes. En agosto de 2017, y tras la visita del vicepresidente norteamericano Mike Pence al presidente Mauricio Macri, la Casa Blanca anunció vía Twitter el retorno a las exportaciones de cerdo a nuestro país.

Desde la llegada al poder de Cambiemos, el oficialismo implementó una desenfrenada apertura de las importaciones. En el caso de los productores porcinos argentinos, esta situación se refleja en una notoria merma de rentabilidad, en un contexto de fuerte suba en los costos de producción y una acentuada voracidad fiscal.

Las cifras en relación al comercio exterior de carne porcina son contundentes. Durante 2017, y de acuerdo a estadísticas oficiales, se importaron 38.405 toneladas de carne de cerdo, un 29 por ciento más en relación a 2016. En el apartado exportaciones, el crecimiento en el mismo período fue menor a este porcentaje.

Además de las consecuencias económicas, el ingreso de carne de cerdo norteamericana tendrá un fuerte impacto sanitario, advertido hasta el cansancio por las asociaciones de productores porcinos argentinas.

Esta imagen del embajador estadounidense comiendo carne de cerdo en Argentina, y festejando el ingreso de esta producción a nuestro país será una afrenta difícil de olvidar para los productores porcinos. Federación Agraria Argentina (FAA) reflejó esta situación en un duro comunicado, en donde lamentan que “el gobierno nacional siga desoyendo el reclamo de la producción porcina local”.

En este sentido, los federados recuerdan que durante el pasado mes de marzo se constituyó una Mesa Nacional, que  planteó la urgencia de un plan de desarrollo para el sector y se puso el foco, entre otros temas, en que las importaciones desalentarían el agregado de valor a nivel local en nuestro país. “En lugar de convocarnos a una reunión, se genera una apertura al mundo, de manera muy poco inteligente”, sostuvieron.

Los contrastes son cada vez más evidentes. Unas horas antes de ese festejo en la embajada americana, FAA se manifestaba junto a miles de agricultores familiares frente al ministerio de Agroindustria. En esa oportunidad, los productores porcinos se sumaron a la movilización para darle visibilidad a su reclamo, ante la falta de respuestas oficiales.

De esta manera, y mientras esta cadena de valor se encuentra sumergida en una crisis sin precedentes, el gobierno argentino se subordina al poderío norteamericano, y en una reedición de las relaciones carnales de la década del 90´, acata sin levantar la voz las exigencias de la Casa Blanca. (02/08/2018)  

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS