sábado 15 de diciembre de 2018 - Edición Nº1454
REPUBLIK | Noticias de la cosa pública » Nacionales » 10 ago 2018

Haz lo que digo y no lo que hago

Los problemas impositivos de Baby Etchecopar por los que está dado de baja en AFIP

El periodista no podría facturar por no presentar todos sus papeles en tiempo y forma.


Es uno de los periodistas que se encarga día a día de criticar los manejos turbios en el Gobierno, tanto de Cristina Fernández de Kirchner como del presidente actual, Mauricio Macri, a quien reconoce haberlo votado. Sin embargo, parece que no tiene todos los papes en regla, lo que produjo una serie de problemas con la Administración Federal de Ingresos Públicos.

Es que al conductor de Radio 10 no le cierran los números por ningún lado y no se explica cómo tiene autos de alta gama, propiedades en San Isidro y hasta incluso caballos de carrera. Una de las posibles explicaciones sería la cifra descabellada que cobra por las presentaciones que hace en los teatros, donde solicita un cachet que supera los 100 mil pesos que, al no poder declararlos, los pediría en efectivo.

Una vida de lujos que Ángel Pedro “Baby” Etchecopar nunca pudo comprobar con sus ingresos que, en la actualidad, serían de un sueldo aproximado de 32 mil pesos que estaría cobrando a través de la productora Interworld, que apenas tendrían dos empleados más conjuntamente al periodista: Ariel Brizzola y María Florencia Carreras.

Lo extraño que según los datos a los que pudo acceder Republik, el periodista no tiene ningún automotor a su nombre, pero años atrás fue escrachado a través de las redes sociales por su colega Carlos Sturze por haber estacionado un Mercedes Benz en la puerta de la radio y obstruyendo una rampa para discapacitados.

En cuanto a los antecedentes fiscales, una productora anterior que encabezaba el propio Etchecopar junto a Silvina Carreras, quien lo acompañó siempre en su programa de Radio 10 y sus espectáculos teatrales, fue dada de baja de la AFIP por no presentar declaraciones juradas, los balances de la pequeña empresa y los papeles en regla.

A su vez, el comunicador, individualmente, como persona física, también está dado de baja en la AFIP por infracción a la Ley Penal Tributaria según lo que establece el decreto 1299/98 referido a la omisión de presentación de declaraciones juradas. Al mismo tiempo tuvo otra complicación por no presentar el domicilio real, por lo que no puede facturar. (www.REPUBLIK.com.ar)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS