viernes 16 de noviembre de 2018 - Edición Nº1425
REPUBLIK | Noticias de la cosa pública » Ciudad » 20 ago 2018

¿Quién se lo pidió?

La historia detrás de la decisión de Uberti de entregarse a la Justicia

El ex titular de OCCOVI y primer funcionario arrepentido, escondió debajo de la alfombra otra historia además de los manejos turbios.


Más allá de los manejos turbios que lo llevaron a estar tras las rejas, el ex funcionario tiene una historia amorosa detrás que pocos conocen y que habría sido el factor determinante para que se entregar luego de estar unos días prófugo de la Justicia. A su vez, tiene una conexión en el escándalo de la valija de Guido Antonini Wilson.

Claudio “Pachi” Uberti pasó de ser un hombre de un pequeño pueblo de Santa Fe a un multimillonario, luego de conocer a en Santa Cruz a Julio De Vido quien un tiempo después sería su jefe. Se decisión de irse a vivir al sur obedeció al intento por limpiar su imagen luego de estar dos años presos en Rosario, lugar donde fue a estudiar, por tirar a una mujer del balcón.

Una vez que conoció el poder y llegó al gobierno al mismo tiempo que Néstor Kirchner asumió la presidencia, su vida dio un giro de 180 grados y dejó de ser ese chico humilde que caminaba por las calles de Wheelright, un pueblo que está a unos 20 kilómetros de la ciudad bonaerense de Colón y que hace unos días le quitó el título de “Huésped de Honor”.

Las artimañas y los contactos lo llevaron a comprarse varios autos de lujo, como un Audi A3, un Mercedez Benz C350 Avantgarde o una Toyota Hilux, que fue su última adquisición hace apenas un año. Todos ellos, sumados a otros tantos que ha sabido conquistar, tienen un enorme valor en dólares, que entre todos superan ampliamente los 5 millones de pesos.

Su esposa, Patricia Mónica Palacios era dueña de una boutique en el barrio porteño de Recoleta, donde ambos vivían. Ella misma tuvo sus propias problemas, ya que fue dada de baja de la AFIP por algunas irregularidades, como no presentar los balances de su empresa y no actualizar los papeles correspondientes.

De todos modos, ese no fue el único problema que la mujer de Uberti tuvo que atravesar, ya que hubo un episodio en el pesado que se explica en los sucesos que pasan actualmente. Su marido la pudo ubicar en la Caja de Previsión Social de Santa Cruz, donde supo ganar un módico sueldo que superaba los 50 mil pesos, pero, al llegar Alicia Kirchner a la gobernación, fue removida de su cargo.

Este sería uno de los puntos clave de la declaración del ex titular del Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI) y, a modo de venga por haber echado a su esposa, habría decido destapar la olla y mandar al frente a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, por no interceder y que Palacios pueda conservar su puesto laboral.

La historia de la valija

Durante su mandato en OCCOVI, Uberti también fue una figura clave en la organización de acuerdos comerciales entre empresas argentinas y venezolanas bajo las administraciones de Néstor Kirchner y Hugo Chávez. Fue descrito en su momento como una especie de embajador "paralelo" de Buenos Aires a Caracas, y era íntimo de ambos dirigentes.

Eduardo Sadous, un ex embajador argentino, afirmó en 2010 que los empresarios argentinos habían sido obligados a pagar sobornos al Ministerio de Planificación. En abril de ese año, Elisa Carrio, declaró que el dinero adquirido de esta manera había sido "enviado a Kirchner" y que Uberti había estado a cargo de recolectarlo, quedándose con el 10 por ciento de lo recaudado.

En esta historia hay una persona que cumpliría un rol fundamental y es la secretaria de Uberti. Se trata de Victoria Bereziuk, quien era su secretaria y a su vez su amante mientras él era funcionario. Incluso, conocía todos los secretos de los manejos turbios y hasta fue parte de la delegación del avión en el que viajaba junto a Antonini Wilson.

Bereziuk, quien luego de desatarse el escándalo decidió alejarse para salvaguardar su nombre, habría sido quien le solicitó a “Pachi” que se entregara a la Justicia. A pesar de que no está implicada en la causa, la ex secretaria de Uberti tendría la lleve para abrir varias puertas que complicarían la situación procesal de más de uno. (www.REPUBLIK.com.ar)

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS