viernes 14 de diciembre de 2018 - Edición Nº1453
REPUBLIK | Noticias de la cosa pública » Nacionales » 8 oct 2018

En los estudios de REALPOLITIK.FM

Aníbal Ibarra: “En la Argentina, hoy en día, el Poder Judicial no es independiente”

El ex jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Aníbal Ibarra, dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) sobre la persecución política del parte de Cambiemos, los dichos de D’Alessandro y las elecciones de cara al 2019.


(www.REPUBLIK.com.ar) El ex jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Aníbal Ibarra, dialogó con RADIO REALPOLITIK (www.realpolitik.fm) sobre la persecución política del parte de Cambiemos, los dichos de D’Alessandro y las elecciones de cara al 2019. “Yo cené con el vice ese mismo día y en la cena me dijo: Lugo no está preparado para gobernar, yo sí”, aseguró sobre la destitución de Fernando Lugo en 2012.

A continuación, lo más destacado de la entrevista.

RP.- Usted fue Jefe de Gobierno desde el 2000 al 2006.

Sí. En la primera elección le gano a Cavallo, y en la segunda a Macri. Es más, fue la única vez que el actual presidente perdió una elección, después ganó siempre. Esperemos que pierda rápido en el 2019 ese récord. 

RP.- ¿Fue usted una de las primeras víctimas de Macri?

Sí, fue una terrible tragedia, pero la política se montó sobre esa tragedia. Te diría casi que empezaron a utilizar el juicio político como herramienta para cambiar gobiernos, cosa que hasta ese momento no sucedía. Sucedió después con Lugo en Paraguay, salvando las distancias, y con Dilma Rousseff en Brasil. Es más, hoy, la Corte Interamericana de los Derechos Humanos está analizando en toda la región la utilización del juicio político como herramienta para sacar gobiernos. Es mucho más fácil convencer a algunos legisladores, diputados o senadores, que convencer al cuerpo electoral. Como al PT no le podían ganar, la sacaron a Dilma, entonces Luladijo:"bueno, voy yo", ahora está preso. Son herramientas que está utilizando la política como forma de disputa, como lo es la persecución judicial también en el caso de Lula. La verdad que hay que tener mucho cuidado, porque cuando se hace eso se está pasando por sobre el voto. Esto deja una sola idea hacia el futuro. 

Siempre en general es con los vices el arreglo, como fue Temer en Brasil, como fue Telerman en mi caso, o como fue con el caso del vice de LugoFederico Franco. Es más, el día que había ganado la fórmula con el presidente, yo cené con el vice ese mismo día y en la cena me dijo: "Lugo no está preparado para gobernar, yo sí”.

RP.- ¿Qué opina de lo sucedido con el ARA San Juan, luego de que el suboficial Espíndola diga que recibió tres frecuencias el día del hecho y que lo obligaron a borrarlas? 

Cuando hay hechos graves, está bien que se investigue a fondo. El problema es cuando el poder político mete la nariz para manipular la investigación, sea para generar un hecho o prueba que no son reales o para tapar responsabilidades. Hoy en día en Argentina, no se puede hablar de independencia del Poder Judicial. Lo digo con absoluta certeza, como abogado también, que trabajo todos los días con causas penales vinculadas con ex funcionarios del anterior gobierno.

Si hay que proteger responsabilidades del gobierno, allí va el poder político, presionando a jueces que molestan, separándolos o haciéndolos renunciar. Así opera este gobierno sobre el Poder Judicial y ha conseguido una justicia adicta, que en cualquier caso no permite credibilidad. Creo que todos estos casos están enchastrados en una cuestión de persecución o de protección políticas, eso es lo que vemos hoy.

RP.- ¿Está en jaque el estado de derecho?

Sí, totalmente. Casi en jaque mate. Empezó con el tema de Milagro Sala. Yo recuerdo que, cuando salió el tema del escrache a Morales, me consultó una radio qué me parecía. Yo les dije: "mi costado jurídico me dice que es imposible que la condenen porque no hay nada, y el único testigo mintió, trabaja para Morales, es imposible”. Ahora, mi costado político tira el saco y dice "cuando el poder político quiere, no respeta nada, entonces la van a condenar". Ganó el costado político. 

Esto es hoy lamentablemente la Argentina en estado de derecho y justicia federal. Hay un gobierno que pone toda la presión para proteger a sus funcionarios y perseguir judicialmente a los opositores. Si hay un juez que no le da la razón en seguida le piden el juicio político. 

RP.- El doctor D'Alessandro dijo que el tema de la facultad gratuita para la Patria Grande nos va a cagar ¿Qué piensa usted de esto?

Mi papá es paraguayo. Fue exiliado de la guerra civil del 45. La verdad es que el tema de la discriminación, de echarle la culpa al inmigrante de nuestros propios problemas, es una gran mentira, una falsedad, expresa una mediocridad en el fondo. De eso se hace una utilización política perversa, porque quiere generar el odio de personas contra otras personas. Pareciera que el desempleo tiene que ver con los extranjeros o inmigrantes que están en Argentina y no con las políticas de apertura económica, los tarifazos, la destrucción del aparato nacional. Muchos perversos, sabiendo que es así, lo utilizan para enfrentarnos a nosotros cuando, en todo caso, los que estaban acá eran los pueblos originarios. Entonces, detesto eso.

RP.- ¿Cree que el próximo año el PRO va a seguir gobernando la Ciudad de Buenos Aires?

Es probable, porque es un distrito difícil. Hay un tercio popular, uno liberal de centro derecha y hay otro que va para acá o allá, dependiendo el candidato, el contexto político y la política nacional. La ciudad de Buenos Aires es la capital de Argentina, entonces pensamos en lo nacional, no votamos por la vereda o la luz, votamos por los grandes temas nacionales, entonces tiene que ver mucho el contexto político general. Además, de un tiempo a esta parte, muchos sectores radicales fueron captados por el PRO y tenemos que hacer una política de recuperar esos votos, porque si queremos ganar hay que buscar el voto progresista, donde hay gorilas.

Yo quiero recuperar la Ciudad de Buenos Aires. Hay que generar herramientas políticas y ponerse de acuerdo hacia adelante en qué queremos para la ciudad, para tratar de ganarle al macrismo. Creo que estamos en importantes condiciones para ganar el 2019, va a depender mucho de lo que hagamos, y un escalón más difícil es la ciudad de Buenos Aires.

Ellos ganaron no sólo las elecciones, sino también una batalla cultural. En esa batalla han instalado que todo lo que nos pasa es consecuencia del gobierno anterior o de la "yegua". Es así, que se robaron todo y que esa es la causa de todos nuestros males. La otra cosa que instalaron es que la receta del Fondo y el plan que están aplicando era lo único para salir de la crisis. Entonces es como que tenemos que aceptar esto que nos ha dicho el neoliberalismo. Dicen: "sufran ahora, después nos espera un futuro promisorio, este es el camino" y es mentira, es el camino de ellos, pero en la batalla cultural hay muchos que piensan que hay que atravesar esto. Es la lógica de los empresarios, de los que ganan con la especulación financiera. Ése es un modelo, pero no es el nuestro, entonces ¿yo qué quiero? ¿Que ganen los que especulan y entran en la bicicleta financiera o que ganen los que producen? Si ganan los que producen, también ganan los laburantes. (08/10/2018)

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS